Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

Un corazón abierto es un corazón expuesto.

Esperando ser incluidos.
Mirando por la ventana, como lo hace un niño, aguardando que nos inviten a jugar.
Hambrientos de un abrazo… o por lo menos, una sonrisa.
Expectantes de que alguien se nos acerque.

Por otro lado, temiendo que en ese potencial acercamiento del otro:

No caigamos del todo bien
Alguien nos critique
Nos rechacen
Y lo que sería peor aún, nos abandonen y volvamos a quedarnos solos.

Como lo describe Susan Jeffers: “Necesitamos gustar… Quiero gustarte. Pero no me gusto, y si tú realmente llegas a conocerme es probable que tampoco te guste. Es por eso que pretendo ser diferente de lo que realmente soy… De esa manera, vivimos con el pensamiento aterrador de que ´Si no los conformo, pueden irse´… La soledad es, a menudo, el resultado de un corazón cerrado. Nuestro temor a ser heridos, rechazados o juzgados nos congela en nuestra soledad”.

Y ahí estamos. Deseosos de conexión. Anhelando ser amados. Y al mismo tiempo, llenos de miedos. ¿Hay salida? Sí, pero con un cambio rotundo de pe…

Una y otra vez.

Ser fuerte.

-Un ser fuerte aceptando ayuda-me dijo un guía.


Cristobal Jodorowsky.




Del ego...

Del ego al corazón.
Delego al corazón!!



Lorena Ciocale.