Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

No puedes huir de ti.

Imagen
Un ermitaño se había retirado a la soledad, huyendo del ruido del mundo, para desarrollarse como persona y encontrar la paz interior. No obstante al llevar ya un tiempo en aquella soledad, veía que progresaba poco y seguía sintiéndose descontento consigo mismo.Pensó entonces buscar otro lugar.Cuando ya estaba preparándose para irse, vio delante de sí a otro ermitaño, al que preguntó: ¿Quién eres tú?.El otro respondió: Yo soy Tú. A cualquier lugar que vayas yo siempre voy contigo. Soy tu mejor compañero por que yo soy tú mismo.Muchos echan la culpa de su malestar al sitio o entorno en que viven. Sería bueno que volvieran los ojos hacia mismos y examinaran y comprendieran que, dentro de ellos, hay un “ego”- su otro yo falso – que es quien más les molesta y se molesta por todo. Hay que desenmascararlo y ponerlo en su lugar. Pero eso requiere valentía y sinceridad.Si no puedes entenderte y aceptarte, incluso con ese molesto compañero que es tu “ ego”, tu yo falso, nunca te sentirás bien.…

Nuestro refugio interno.

Imagen
En las carreteras de Birmania se pueden observar con regularidad, lejos del polvo del camino y bajo la sombra fresca de un grupo de árboles, pequeñas casas de madera llamadas “casas de reposo”, donde el viajero cansado puede descansar un poco, aliviar su sed y mitigar su hambre y su fatiga , gracias a la bebida y a los alimentos que los amables habitantes del lugar depositan allí como un deber religioso.En la gran carretera de la vida existen también esos lugares de reposo, lejos del calor de la pasión y del polvo de la desilusión. Bajo la sombra refrescante de la modesta Sabiduría., se pueden ver humildes e inadvertidas “casas de reposo” donde podemos encontrar la paz, y pequeños, casi imperceptibles, caminos hacia la felicidad, donde los pies cansados y doloridos pueden hallar fuerza y curación.En estos caminos tampoco se puede ignorar el sufrimiento. A lo largo del gran camino de la vida, la premura y la impaciencia por alcanzar algún objetivo ilusorio presionan a la multitud y la …

Sígueme.

Imagen

La sana función del olvido.

Imagen
Es por bondad de la naturaleza que no recordamos nuestros nacimientos anteriores, dice Gandhi. La vida sería una carga si arrastráramos todos esos recuerdos. ¿Cuántas veces en nuestra vida actual quisiéramos borrar todo y tener la oportunidad de empezar nuevamente?¿ Podríamos llevar una vida social normal si todos recordáramos nuestras faltas del pasado y conocieramos la de los otros? Y aquellos que fueron poderosos, ¿ no querrían reclamar sus riquezas materiales, sus tierras, o tal vez países enteros, amparados en sus títulos del pasado?. El recuerdo en nuestras anteriores personalidades traería graves inconvenientes, pues podría en algunos casos humillarnos profundamente, y en otros exaltar nuestro orgullo y esclavizar nuestro albedrío.No en vano la figura del olvido está presente en todas las culturas, tanto en la hebrea como entre los griegos y los hindúes. En La República, Platón relata que las almas, antes de volver a la vida, se encaminan juntas a la llanura del Leteo. Allí co…

Nuestra misión.

Imagen
Reina en nuestro interior el Yo eterno que anima la chispa divina personalizada, sin la cual no podríamos existir. El objeto de nuestra presencia en este mundo estriba en llevar a cabo la unión entre nuestro pequeño yo y nuestra alma, sacralizando de ese modo la existencia de la tierra.

R.Tagore.
Imágen: Manolya F.



Variedad, Unidad.

Imagen
La unidad es la variedad, y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo.



Isaac Newton.

Un método fácil.

Imagen
¿Qué eres? le pregunté.¿Qué voy a ser? me dijo. Es evidente lo que soy.Dime, por favor, le dije, ¿qué eres sin referirte a tu nombre, a tu cuerpo, a tu familia, a tus cualidades…? El me miró, quedó pensativo y me dijo: Me estás quitando todo.No te quito nada, le dije. Nada de eso que te he nombrado eres tú. Fíjate que cuando hablas dices: mi cuerpo, mis pensamientos, mis cualidades… Quiere decir que existe un poseedor y unas cosas poseídas. Tú eres el sujeto poseedor. Tu cuerpo es algo que Tú posees. Tus ideas, tus cualidades, tus sentimientos… son algo que tienes o puedes dejar de tener. Eso quiere decir que el poseedor es antes y aparte de todo lo poseído. El poseedor es un ser independiente de lo poseído. El poseedor no cambia. Cambian sus posesiones. Pero él es siempre el mismo. Mientras lo poseído está en constante cambio, el poseedor es el que ve y observa todo lo que va cambiando.Tú eres la conciencia luminosa que Ve y observa. Para llegar a tener la intuición clara y evidente …

Amapola.

Imagen
Y una amapola me lo dijo ayer... que te voy a ver, que te voy a ver.

Si no sufres por mi ...

Imagen
¡Es que no me amas!
De manera equivocada, pensamos queirremediablemente el acto de amar lleva implícita una dosis de dolor crónico imposible de erradicar. Más aún: algunas personas mantienen la firme creencia que el sufrimiento está tan ligado al amor, que éste no podría existir sin aquel.El pensamiento que sustenta tal actitud es como sigue: "Si no sufres por mí, no me quieres". Una chica le decía a su novio, un hombre tranquilo que no se desespera demasiado en esto del querer: "¿Cómo es posible que no me extrañes nunca y que jamás me hayas hecho una escena de celos? ¡Eso no es normal!".Estamos tan acostumbrados a la enfermedad afectiva, que cuando vemos una posición interpersonal sensata y racional -como debería ser-, se nos antoja sospechosa de desamor. Hemos creado un paradigma sobre la irracionalidad del amor que nos acerca peligrosamente a la «locura apasionada» y a la disociación. Sin embargo, una cosa es la emoción natural que acompaña la atracción y el dese…

Pájaro Blanco, Pájaro Negro.

Imagen
Pájaro Blanco y Pájaro Negro habían estado en guerra desde edades sin memoria. Pájaro Blanco era resplandeciente, los dioses hablaban por él, era todo el bien, el pensamiento y la luz. Pájaro Negro era sombrío y denso, por él hablaban las potencias inferiores, y era toda la fuerza animal, los instintos y la potencia de la oscuridad. Pájaro Blanco despreciaba al Negro por su vuelo rasante, porque era carnicero, porque se apareaba con hembras, y porque buscaba andar en bandada, acompañado por otros oscuros como él. Pájaro Negro despreciaba al Blanco por su poco peso, por vivir en las nubes, porque no conocía hembras, porque su comida desabrida era el aire y porque no tenía compañeros y vivía solo.Uno ganaba, ganaba el otro. Victoria final ninguno tenía. Pero cuanto más guerreaban, más se miraban. Un día la curiosidad empezó a acercar a los dos. Menos se interesaban ahora, uno por el mundo de las nubes, otro por el mundo de la tierra. Uno al otro se interesaban, les empujaba el saber. P…

Eres mi sol.

Imagen
La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido. R. Tagore.

Feliz Día a todos los amigos del blog !!!




Si la tristeza ha llegado...

Imagen
Si la tristeza ha llegado, no la eches a un lado, lee en ella, tradúcela, destápala, y comienza a preguntarte cuál es su mensaje. Puedes estar elaborando inconscientemente una pérdida, necesitando ayuda o tratando de resolver un problema. Si la tristeza te embarga, déjala caminar a tu lado. Dile: “Hola amiga, veo que me vas a acompañar por unos días. Trataré de no pelear contigo para descifrar tu mensaje, pero no molestes demasiado”. Puedes verla como un resfriado o un virus inofensivo que crea defensas a tu organismo. Aprovecha la ocasión para descansar un poco y acercarte a la nostalgia. Rescata los buenos recuerdos, y si vas a llorar, hazlo sin resistencias. Deja que la naturaleza te acurruque e inicie el proceso de recuperación de energía. Si por el contrario, lo que llega a tu vida es la depresión, ¡pelea!, busca ayuda, corre a golpear las puertas del amor, escarba en tu auto-estima, revélate a la muerte, llama a gritos a la alegría, pero jamás te quedes quieto. Recuerda que la …

Ángel guardián.

Imagen
Soy el ave que golpea tu ventana por la mañana
soy tu compañero, al que no puedes conocer,
soy las flores que iluminan al ciego.

Soy la cresta de un glaciar que se asoma por los bosques deslumbrante
y las voces de latín de las torres de la catedral,
soy el pensamiento que de repente se te presenta al mediodía
y te llena de una felicidad singular.

Soy el que has amado hace mucho tiempo.
Te acompañé en tu camino de día,
te miro atentamente
y pongo mi boca en tu corazón,
pero tú no lo sabes.

Soy tu tercer brazo y soy tu segunda
sombra, la blanca,
para quien no es tu corazón
y jamás puede olvidarte.



Rolf Jacobsen.


Pensamiento de gato.

Imagen
Érase una vez un gatito. Alguien lo llevó a ver un tigre, cuyo tamaño era cincuenta veces el suyo. El gatito dijo: - Quien impresiona tanto debe valer poco. Si adentro tuviese realmente algo, no necesitaría ser tan voluminoso.

Shah Idries.


Equivocarse no es un error.

Imagen
Si cada cosa ocurriera como a mí me hubiera gustado o como la hubiera planeado nunca experimentaría algo nuevo. Mi vida sería una repetición infinita de viejos resultados. Cuando cometo un error experimento algo inesperado. Algunas veces reacciono frente a mis errores como si me hubiera traicionado. Mi temor a equivocarme parece basarse en la suposición secreta de que soy potencialmente perfecto y que bastaría sólo un poco de cuidado para no caerme del cielo. Pero un "error" es un manifiesto de lo que soy, es un bache en el camino que intento, es una advertencia de que no estoy tomando en cuenta mi realidad. Cuando haya escuchado a todos mis errores. Habré crecido.



Hugh Prather.



El despertar del alma.

Imagen
Que pudiera existir alguna laguna o interrupción en la procesión de alegrías y dolores de la vida, era algo de lo que yo aún no tenía ni la más mínima idea. Yo no podía ver nada más allá de esta vida y había aceptado esta vida como si constituyese la única realidad.Cuando de repente vino la muerte y en un solo instante desgarró totalmente aquella aparente realidad de la vida. Yo permanecí totalmente desconcertado y confuso. Todo lo que me rodeaba: los árboles el suelo, el agua, el sol, la luna y las estrellas seguían tan inamovibles y reales como siempre, mientras que la persona que antes también había estado presente y que, por medio de mil puntos de contacto con mi vida, con mi mente y con mi corazón, era mucho más real para mí que la misma naturaleza, había desaparecido en un momento, como un sueño. ¡Qué contradictorio me parecía todo esto, mientras miraba a mi alrededor! ¿Cómo podría llegar jamás a reconciliar aquello que quedaba con aquello que había desparecido?La terrible tinie…

Despedida.

Imagen
El joven, deslizándose en el aire a gran altura junto a su amada, detuvo su mirada sobre aquellos fascinantes acantilados. Su corazón no quería partir. De tanto disfrutar esos etéricos paisajes, de tanto compartir la dicha milenaria de la mano de su compañera eterna, un pedazo de alma se le fue quedando repartido en cada flor, en cada gema, en cada playa, en cada brizna de hierba, en cada surcar el firmamento estrellado con su alma gemela en esos mágicos cielos. Descendieron sobre un verde valle de esmeraldas y musgos coralinos. Miró sus ojos, luminosos y profundos... Sintió una punzada en el pecho. Ya no los volvería a ver durante eones, durante medidas de tiempo infinitas. Deberían marcharse, cada uno por sendas opuestas, hasta que algún día, después de haber servido muchas vidas, en dimensiones diferentes y envolturas físicas distintas, el Padre-Madre AMOR les volviese a unir, luego de cumplidas sus misiones. Se abrazaron, proyectaron el máximo posible de luz interior en cada uno d…

El espejo.

Imagen
Nuestra naturaleza es similar a la de un espejo que es capaz de reflejar cualquier imagen, infinitas imágenes, sin alterar ni en lo más mínimo su verdadera esencia. Las imágenes pueden reflejarse pero no dejan marca alguna en él. El espejo no es bello porque se refleje en él una flor, así como tampoco es feo si lo que se refleja es basura porque el espejo mismo no puede ser juzgado por las imágenes que muestra. Está totalmente vacío de imágenes y, sin embargo, es lo que es. Ahora imagina un espejo. Intenta verlo sin distraerte en las imágenes que puedan estar reflejándose. Trata de verte a ti mismo de la misma forma. Ve en ti mismo la capacidad que tienes de pensar, de sentir y de percibir, como si esto sólo fueran reflejos que imprime tu mente. Los pensamientos son sonidos que nos distraen y obstaculizan la posibilidad de profundizar y captar nuestra verdadera esencia. A través de la meditación, cuando calles tus pensamientos podrás percibirte plenamente y distinguirte en este movimi…